Por influencia de algunas ciudades europeas, cada vez más personas interesadas por el diseño de jardines en Valencia buscan información sobre las azoteas verdes o vivas. Las partes altas de nuestros edificios, generalmente en desuso, se habilitan para que no sufra su estructura y poder crear un espacio ajardinado o mixto, repartiendo la cubierta entre jardines y células fotovoltaicas.

Cualquier empresa de diseño de jardines en Valencia está al tanto de esta nueva demanda por parte de nuestra sociedad. Más allá de la estética, la conciencia social sobre la sostenibilidad de nuestras ciudades va imponiendo nuevas tendencias, y los techos verdes son una de ellas.

Aunque todos los techos tienen generalmente una capa impermeabilizante, estas azoteas requieren una capa adicional resistente a las raíces de las plantas. A continuación, se pone otra capa que actúa como drenaje, para que el agua acumulada pueda salir de la azotea. Encima del drenaje, se extiende el sustrato y, dependiendo de su grosor, se siembran unas plantas u otras. Por último, se colocan las plantas.

Entre las ventajas que aporta una azotea verde, apuntamos las siguientes:

1. Actúa como aislante térmico: mantiene el fresco en estaciones calurosas y el calor en las frías, con el consiguiente ahorro energético. A gran escala, evita la subida de temperaturas que arrastra el cambio climático como el efecto «isla de calor».

2. Filtra los contaminantes del aire de nuestras ciudades y los contaminantes y metales pesados de la lluvia.

3. Es un buen aislante acústico.

4. Disminuye el riesgo de inundaciones, al absorber la mayor parte de la lluvia.

5. Protege nuestro techo y su impermeabilización frente a los cambios bruscos de temperatura, reduciendo los gastos de mantenimiento.

Sin ninguna duda, en Sebastián Martínez Cosín es una atractiva solución sobre la que deberemos reflexionar más pronto que tarde.